Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

Alimentos necesarios en tu cocina durante el invierno

Fortalece al sistema inmune con deliciosos, cálidos y medicinales alimentos de invierno. Llenarán de nutrición y colores tu cocina

Alimentos necesarios en tu cocina durante el invierno

Por Lorenza Amor

El frío invierno se acerca y si bien es la temporada del año que brilla por las constantes celebraciones y reuniones con amigos y familia, también es la época en que somos más propensos a contraer enfermedades e infecciones. De tal manera que una de las principales prioridades de salud debe de enfocarse en mantener un sistema inmunológico fuerte, la buena noticia es que a través de la alimentación es posible reforzar las defensas y proteger al organismo contra el ataque de agentes externos.

Si bien es cierto que durante el invierno de manera natural derivado del descenso en la temperatura ambiental, nos apetecen comidas más grasosas y generosas, no siempre son lo que el cuerpo necesita. Es bien sabido que seguir una alimentación equilibrada es uno de los pilares más fundamentales en el buen cuidado del organismo, y aún en los días fríos el consumo de frutas y verduras debe de ser prioritario.

La buena noticia es que la naturaleza es demasiado sabia y pone a nuestro alcance los alimentos que necesitamos en conforme las diferentes estaciones del año. Es por ello que en verano las frutas y verduras de temporada son altamente hidratantes; mientras que durante el invierno, las opciones de alimentos brillan por su poder antioxidante.

Durante el invierno los días son fríos, las noches más oscuras y el sol está más esquivo, es por ello que el cuerpo necesita obtener un mayor aporte de vitamina D (considerada la “vitamina del sol”) a través de la alimentación. También existen otros nutrientes esenciales, como es el caso de vitaminas, minerales y antioxidantes específicos de los cuales es fundamental asegurar su óptimo consumo. Conoce los cinco alimentos invernales que no podrán faltar en tu alimentación estos meses fríos, son el perfecto complemento para animar la cocina, brindar nutrición y versatilidad en la dieta e inclusive mejorarán tu estado de ánimo.

1. Frutas cítricas

Durante el invierno resulta imposible no aprovechar las maravillas de las frutas cítricas, las cuales se preparan todo el año para llenarnos de excepcionales nutrientes que nos fortalecen ante el clima frío. Las frutas cítricas brillan por ser muy bajas en calorías, altamente hidratantes y aportan una larga lista de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra que benefician la salud en diferentes niveles. De manera especial llaman la atención por su inigualable contenido en vitamina C, que estimula al sistema inmune y nos protege contra enfermedades respiratorias causadas por virus y bacterias. Lo mejor de todo es que integrar frutas cítricas en la alimentación diaria, es un festín de sabores único; aprovecha el uso de limones, naranjas, lima y toronjas, para preparar jugos, batidos, infusiones, aguas y todo tipo de ensaladas.

2. Vegetales y especias de raíz

El frío trae consigo deliciosos ingredientes que no solo son ideales para crear cálidos y reconfortantes platillos, son un tesoro nutricional. Tal es el caso de los vegetales, hortalizas y especias de raíz, que se distinguen por ser variantes que crecen bajo tierra en la base de una planta, aunque técnicamente, no todas son raíces; algunos son crecimientos bulbosos que almacenan nutrientes para alimentar a la planta en los meses más fríos. Las variedades más populares son los bulbos (hinojo, cebolla, raíz de apio y castaña de agua), los rizomas (jengibre, cúrcuma), las raíces típicas (remolacha, zanahorias, chirivías), raíces tuberosas (batatas, yuca) y los tubérculos (patatas, camote y ñame). Con tantas opciones disponibles es muy fácil utilizarlas para nuestro beneficio, en su mayoría son una fuente importante de carbohidratos complejos y se caracterizan por aportan mucha energía y nutrición; también son muy ricas en vitaminas, minerales y fibra. Son perfectas para crear sopas, cremas, guarniciones, pies, guisados y purés, otro básico del invierno que no puede faltar es iniciar el día con una rica infusión de jengibre y cúrcuma.

3. Castañas

Las castañas llegan con el otoño y el frío invierno, como el complemento perfecto para entrar en calor y llenarnos de nutrientes esenciales que aportan mucha energía de calidad, son el fruto seco de un árbol llamado castaño y suelen comerse bien tostadas. Una de sus principales propiedades es que son bajas en calorías, lo cual se combina a la perfección con su contenido en fibra, proteínas e hidratos de carbono; también brillan por su inigualable riqueza en minerales, sobre todo en potasio y magnesio que benefician la salud cardiovascular. Inclusive después de cocinarlas siguen siendo una grandiosa fuente de antioxidantes, entre los que se destaca su contenido en ácido gálico y ácido elágico, dos antioxidantes que aumentan en concentración cuando se cocinan. Lo mejor de todo es que son un alimento completo, perfecto para saciar el apetito y reconfortar al organismo; también se relacionan con beneficios para fortalecer al sistema óseo y gracias a su contenido en carbohidratos de absorción lenta son un buen complemento en la dieta diabética. Son el ingrediente perfecto para preparar salsas, sopas, cremas, guarniciones y ricos postres, otro dato increíble ¡No contienen gluten!

4. Kale

En los últimos meses todos hablan sobre el inmenso poder nutricional del kale, no en vano forma parte de los super-alimentos más recomendados en toda dieta saludable y medicinal. Se trata de una especie de col rizada similar a las crucíferas, que se destaca por su bajo contenido en calorías y altísimo poder nutricional. El kale es una importante fuente de calcio y otros minerales como el hierro, vitaminas C y K, betacaroteno (precursor de la vitamina A),fibray antioxidantes como es el caso específico de la quercetina y el kaempferol, que benefician el funcionamiento del organismo y que contribuyen a la prevención de enfermedades. El kale es un gran aliado para perder peso, mejora la salud cardiovascular, potencia al sistema inmune y es un gran aliado de la salud digestiva e intestinal. Otra genialidad se debe a su gran versatilidad si bien es un ingrediente básico en ensaladas, también va de maravilla en sopas, cremas, salsas, pastas o como un delicioso relleno en todo tipo de platillos.

5. Dátiles

Naturalmente dulces y deliciosos, los dátiles llegaron para hacer más llevadero el frío invierno. Son los frutos secos perfectos para cumplir los antojos dulces de manera saludable, ya que son muy nutritivos. En principio se destacan por su alto contenido en vitaminas, minerales, carbohidratos, azúcares y fibra, también llaman la atención por su suave efecto laxante. Su consumo se asocia con beneficios para la salud cardiovascular, digestiva, intestinal e inmunológica, son el complemento perfecto para llenarnos de energía y combaten deficiencias nutricionales, anemias y fatigas extremas. A la vez gracias a su inigualable textura blanda los vuelve el complemento perfecto para endulzar y enriquecer en nutrientes platillos como la avena, galletas, panadería y todo tipo de postres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *