Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

Caldo de hueso, una receta centenaria

El caldo de huesos es una de las tendencias nutricionales más populares en la actualidad. No solo es de lo más nutritivo, es un tesoro medicinal

Caldo de hueso, una receta centenaria

Por Lorenza Amor

En los últimos meses todos hablan acerca de los beneficios del consumo de caldo de huesos, al grado que se ha vuelto una relevante herramienta en diversas tendencias de nutrición y salud. Empecemos por partes, el caldo de huesos es un líquido concentrado que se elabora a partir de huesos y tejidos conectivos, suele prepararse principalmente con huesos de res y pollo, aunque algunas personas inclusive utilizan pescado.

Lo cierto es que se trata de un líquido considerado un poderoso aliado medicinal, que aporta extraordinarias propiedades terapéuticas. Llama la atención por ser especialmente nutritivo, ya que los huesos por si mismos son muy ricos en nutrientes y vitaminas, entre los que se destaca su aporte calcio, magnesio y fósforo. Además, los tejidos y huesos también contienen colágeno, que al cocinarse se convierte en una especie de gelatina, que proporciona al cuerpo aminoácidos (los componentes básicos de las proteínas).

La realidad es que no es posible decir qué cantidad de nutrientes específicos habrá en un lote de caldo de huesos, ya que esto depende en gran medida del tipo y la cantidad de huesos y tejidos que se utilizaron. Especialistas en nutrición recomiendan incluir muchos tipos diferentes, para hacer los caldos más ricos en nutrientes. Por ejemplo la médula ósea es rica en nutrientes como el hierro vitaminas A y K, ácidos grasos, selenio, zinc y manganeso.

En los últimos años diversos especialistas en nutrición recomiendan el consumo de caldo de hueso como un extraordinario complemento nutricional. Su consumo se relaciona con grandes beneficios medicinales de manera especial resulta un gran complemento para fortalecer las articulaciones y el sistema digestivo. De manera especial llama la atención su contenido en un aminoácido llamado glutamina, que tiene grandes propiedades antiinflamatorias y se asocia con buenos beneficios en la salud intestinal, ya que sana los intestinos y crea una barrera protectora.

Además el caldo de huesos se ha posicionado como un grandioso aliado para promover la pérdida de peso, lo cual se relaciona con su alto valor nutricional, bajo aporte calórico e inmenso potencial saciante.

Descubre lo sencillo que puede ser elaborar este caldo, sin lugar a dudas es el complemento perfecto para llevar tu salud a otro nivel.

¿Cómo elaborar el caldo de huesos?

Ingredientes:

  • 3 litros de agua purificada
  • 1 onza de vinagre de sidra de manzana
  • 3 a 4 libras de huesos y tejidos
  • 1 limón, partido en rodajas
  • 3 ramitas de romero
  • Sal marina, al gusto

Pasos a seguir, para caldo de huesos de pollo:

  1. Guarda los huesos del pollo que consumas en casa (incluidas las piernas, muslos y alas). Agrégalos en una olla grande, junto con algunas rodajas de limón y algunas ramitas de romero fresco.
  2. Luego simplemente cubre con agua abundante (aproximadamente 12 tazas/ 2880 ml). Agrega un poco de sal marina para condimentar el caldo y entre 1-2 cucharadas (15-30 ml) de vinagre de sidra de manzana.
  3. Permite la ebullición del caldo, cuando alcance el primer hervor reduce a fuego lento y tapa. Cocina durante al menos 10-12 horas, o hasta que se reduzca en 1/3 o 1/2, como resultado final deberás obtener entre 6-8 tazas de caldo de huesos (concentrado).
  4. Recuerda que cuanto más se reduce, más intenso se vuelve el sabor y más colágeno se extrae de los huesos y tejidos.
  5. Cuela y consume inmediatamente, es muy eficaz cuando lo bebes recién elaborado. Aunque se conserva de maravilla congelado, lo único que tendrás que hacer es calentarlo hasta que hierva.
  6. Alternativamente, puedes comprar en la carnicería local huesos de res o pollo para elaborar exclusivamente el caldo.
  7. Se recomienda consumir una taza en ayuno, de hecho es el alimento más recomendado para romper el ayuno intermitente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *