Ooops! Magazine

Farándula y mucho más…

Cómo perder peso después de las comidas

Si lo que quieres es adelgazar rápido hay numerosas dietas que puedes comenzar a realizar, pero si el esfuerzo no es lo tuyo te contamos un truco que te encantará

Cómo perder peso después de las comidas

A menudo lees en artículos o escuchas a alguien decir que caminar a diario adelgaza. ¿Es cierto? ¿Vale solo con eso para perder peso? Según Erin Coates, dietista en una de las clínicas más importantes de EEUU, sí. Pero no de cualquier forma. «Este simple ejercicio es una manera simple y efectiva, pero hay que hacerlo en un momento estratégico del día», asegura a ‘Pop Sugar’.

¿Quieres adelgazar y deshacerte por fin de esos kilos que has cogido? Olvídate de la pereza y comienza a redirigir tus hábitos. Mejor ahora que estás a tiempo y no dentro de unos años cuando tu metabolismo se haya ralentizado (te costará todo mucho más).

Si eres de los que les gusta dar una caminata diariamente, ya estás haciendo las cosas bien. ¿Cuándo es mejor? Después de comer. «Es bastante simple. Quemas calorías adicionales por cada minuto extra que andes», explica.

Nada de siestas

Una investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad George Washington (EEUU) ha revelado que caminar puede reducir los niveles de azúcar en sangre, que aumentan entre los 30 y 60 minutos después de la comida. Para que sea efectivo, según la investigación, el paseo debe ser de 15 minutos a una velocidad de unos 4,8 kilómetros por hora, es decir, a paso ligero. Realizar este ejercicio tras cada ingesta es incluso más efectivo que dar un solo paseo de 45 minutos al día.

«Esos picos de azúcar en la sangre pueden conducir directamente al aumento de peso, por lo que limitarlos tanto como sea posible es una gran medida para cualquiera que intente adelgazar. Además, puedes reducir los síntomas de reflujo y mejorar la saciedad. Y si te sientes lleno, será menos probable que comas en exceso hasta el punto de engordar», explica la experta.

Pero no solo eso. Además de reducir la glucosa en sangre, caminar a esta velocidad puede ayudarnos a perder peso. Hasta 1,5 kilos en total, aunque tendremos que andar durante media hora, concluye otro estudio, realizado en la Clínica Yasuyo Hijikata de Osaka (Japón), que también indica que entrenar nada más pegar el último bocado es mucho más beneficioso que tumbarse en el sofá al terminar.

Es un complemento

Pero es importante recordar que este paseo después de las comidas, aunque es útil, no conducirá por sí solo en unos resultados espectaculares. Para lograrlo, debes intentar hacerlo de tres a cinco veces por semana porque aumenta tu metabolismo durante aproximadamente 30 minutos. El levantamiento de pesas dos o tres veces semanales también te ayudará a desarrollar músculo magro, lo que hará que te deshagas de las calorías extra incluso cuando hayas terminado de hacer el entrenamiento.

«También tendrás que comer una dieta saludable. Modifica tu alimentación hacia un ligero déficit de calorías, evita los alimentos procesados ​​(pueden conducir al aumento de peso) e incorpora tantos vegetales como puedas», comenta. Sin embargo, también hace una advertencia: «Es importante mantener la actividad de moderada a ligera. El entrenamiento intenso o más vigoroso puede dificultar la digestión porque el flujo sanguíneo se irá más a los músculos en comparación con la digestión».

Haz un balance de cómo sientes tu estómago después de una comida y cómo responde al caminar. Si no tienes problemas digestivos puedes salir inmediatamente después de terminar de comer. De lo contrario, date de 15 a 20 minutos o incluso un poco más, especialmente si ingeriste un plato rico en proteínas o grasas (tardan más en digerir).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *