Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

Comer carne roja muchas veces podría causar diabetes tipo 2

Comer un filete grande una vez al mes o porciones más pequeñas de carne roja una vez a la semana sería consistente con un riesgo bajo de desarrollar diabetes tipo 2 según nuevas investigaciones.

Comer carne roja muchas veces podría causar diabetes tipo 2

Un reciente estudio sugiere que el amor por la carne podría estar asociado a un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, incluso con una ingesta relativamente baja. Este descubrimiento, publicado en The American Journal of Clinical Nutrition (AJCN), resalta la relación entre el consumo de carne roja, ya sea procesada o no, y la posibilidad de desarrollar esta enfermedad, ampliando nuestros conocimientos previos.

Xiao Gu, el autor principal de la investigación y un investigador postdoctoral en el Departamento de Nutrición de la Escuela Chan de Salud Pública de Harvard, afirma: “Encontramos un aumento modesto pero estadísticamente significativo en el riesgo con incluso dos porciones de carne roja por semana, y el riesgo continuó aumentando con una ingesta mayor”.

Este estudio también arroja luz sobre el beneficio de reemplazar la carne roja con fuentes saludables de proteínas de origen vegetal para reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Este no es el primer estudio que resalta los peligros de la carne roja. La Asociación Estadounidense del Corazón y la Asociación Estadounidense del Cáncer, entre otros, han demostrado impactos adversos para la salud asociados con su consumo.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado las carnes rojas procesadas como carcinógenos del grupo 1, lo que significa que pueden causar cáncer, similar a la exposición a los rayos UV y el tabaquismo. La carne roja sin procesar está catalogada como carcinógeno del grupo 2, lo que sugiere que también puede ser cancerígena.

Estos riesgos de salud se suman a los impactos ambientales conocidos de la producción masiva de carne. Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard y coautor del estudio sobre diabetes del AJCN, enfatiza que “nuestros hallazgos no significan que nunca se deba comer carne roja, sino con más moderación que en la típica dieta estadounidense”.

Para comprender mejor la conexión entre la carne roja y la diabetes tipo 2, los investigadores analizaron datos de más de 216,000 participantes que proporcionaron información sobre sus hábitos alimenticios durante más de 30 años.

Entre estos participantes, alrededor de 22,000 desarrollaron diabetes tipo 2 durante el estudio. Los resultados revelaron que aquellos que consumían más carne roja tenían un 62% más de posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con aquellos que consumían menos.

Cada porción diaria adicional de carne roja procesada se asoció con un aumento del 46% en el riesgo de desarrollar la enfermedad, mientras que las porciones diarias de carne roja no procesada se relacionaron con un riesgo un 24% mayor.

Estos hallazgos son especialmente relevantes en un contexto en el que las tasas de diabetes tipo 2 están aumentando rápidamente en todo el mundo. Actualmente, más de 529 millones de personas viven con esta enfermedad, y se espera que esta cifra se duplique para 2050.

A pesar de que investigaciones anteriores ya habían señalado la relación entre el consumo de carne roja y la diabetes tipo 2, este estudio demuestra una conexión más sólida y responde a preguntas planteadas en investigaciones previas. Xiao Gu resalta que las diferencias metodológicas entre estudios anteriores pueden haber contribuido al escepticismo público sobre los peligros de la carne roja.

Por Ambar Román

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *