Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

¿Cuántas bebidas energéticas se pueden tomar al día?

Reino Unido prohibió en 2018 la venta de estas bebidas en supermercados a menores de dieciséis años

¿Cuántas bebidas energéticas se pueden tomar al día?

Las bebidas energéticas se han diversificado durante los últimos años y hoy constituyen una de las fuentes de cafeína más consumidas. No en vano y como apuntan desde US News, se espera que esta industria crezca un 7% más entre 2020 y 2025. Aunque la formulación exacta cambia de una marca a otro, por lo general las bebidas energéticas contienen agua carbonatada, azúcar u otros edulcorantes, vitaminas B, aromatizantes y colorantes añadidos, cafeína y otros suplementos asociados a la energía como taurina, guaraná o ginseng. La pregunta es: ¿podemos consumir bebidas energéticas a diario sin consecuencias negativas?

Desde Health Digest, medio especializado en salud alimentaria, aseguran que no: «Desafortunadamente, la evidencia científica sigue creciendo en torno a los graves efectos en la salud que pueden provocar las bebidas energéticas». La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) respalda esta teoría. En 2014 ya advirtió de que el incremento del consumo de bebidas energéticas puede representar un peligro para la salud pública, especialmente entre los jóvenes. Tanto es así que el Reino Unido prohibió en 2018 la venta de estas bebidas en supermercados a menores de dieciséis años. 

¿Pero cuáles son las consecuencias concretas del consumo habitual de estas bebidas? En primer lugar, como demostró un estudio publicado en el European Journal of Nutrition, un aumento de la presión arterial, un aumento de la frecuencia cardíaca y una disminución del flujo sanguíneo cerebral. Entre otras cosas, la presión arterial alta sostenida puede dañar gravemente los tejidos interiores de las arterias y, en algunas ocasiones, desembocar en afecciones como el ataque cardíaco o el derrame cerebral. Además, estas bebidas también pueden provocar daños renales debido a su alto contenido en cafeína.

Una cafeína que en dosis superiores a los 500 miligramos produce muchos otros efectos negativos, según un artículo publicado en el medio especializado Toxicology Reports. En concreto, «nerviosismo, transpiración, ansiedad, excitación, irritabilidad, náuseas, paresteasis, temblores, palpitaciones, inquietud y posiblemente mareos». Por supuesto, los efectos de la misma cantidad de cafeína son diferentes para personas con pesos distintos. Esa es una de los principales razones por los que los adolescentes y, sobre todo los niños, tienen más probabilidades de padecer los efectos secundarios negativos de las bebidas energéticas.

Además, otros estudios científicos recopilados por Health Digest relacionan el consumo diario de Burn, Red Bull, Haima Passion, Monster y otras bebidas energéticas con la depresión, las caries, el aumento de peso, el insomnio, el dolor de cabeza, el incremento del estrés, problemas estomacales y la muerte prematura. Por tanto, y teniendo en cuenta que «precisar exactamente cuánta cafeína conlleva una bebida energética es difícil, pues varía en cada bebida y marc,a y otros ingredientes como guaraná pueden sumar más a la mezcla, la apuesta más segura puede ser eliminar por completo las bebidas energéticas de la dieta».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.