Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

Descubre cuál papa es la mejor para freír

¿Quieres unas papas fritas caseras que estén crujientes y en su punto? Entonces hay que elegir el tipo de papa correcto y aquí encontrarás una guía fácil para hacerlo

Descubre cuál papa es la mejor para freír

Para obtener unas papas fritas perfectas debes de tener en cuenta diversos factores. Lo primero es el elegir la mejor papa para freír, ya sea para chips crujientes o unas papas a la francesa que estén perfectamente cocidas por dentro, doradas por fuera (sin llegar quemarse) y no demasiado aceitosas.

Además de elegir las papas adecuadas, también debes saber cómo prepararlas antes de freírlas y usar el aceite conveniente.

Mejores papas para freír

La variedad de papas es importante. Las mejores papas para freír son aquellas que tienen un alto contenido de almidón y una menor cantidad de humedad, aunque no demasiado secas. Entre las mejores opciones se encuentran las papas de Idaho (también llamadas Russet) o papas Maris Piper.

Si optas por papas con mucha agua la textura no serán la ideales, tienen un bajo contenido de sólidos y podrían tener una textura cerosa y húmeda luego de freírse. En cambio, unas papas demasiado secas tienden a quedar demasiado duras.

Usa el aceite adecuado

Para freír se requiere alta temperatura, alrededor de 350–375 °F. Los mejores aceites para freír resisten altas temperaturas. El aceite refinado de maní o el aceite de canola son buenas opciones, también el aceite de orujo de oliva que igual resiste altas temperaturas antes de quemarse y sin perder propiedades. Puedes reutilizar el aceite hasta tres o cuatro veces.

Prepara las papas

Corta las tiras de papas, deben tener tener aproximadamente 3 pulgadas de largo y ¼ de pulgada de ancho.

En cuanto cortes las papas sumérgelas en un recipiente grande con agua fría y una cucharada de jugo de limón. Procura que no se expongan demasiado tiempo al oxígeno para evitar que se decoloren y así se mantengan blancas.

Enjuaga el exceso de almidón de las papas con agua fría hasta que el agua en el bowl sea claro. Agrega otra cucharada de jugo de limón y enfría las papas en el refrigerador durante 30 minutos.

Escurre y seca las papas con un paño. Secarlas es muy importante para evitar que salpique el aceite.

Cómo freír las papas

La clave para unas papas fritas ligeras y crujientes esta en freírlas dos veces. La temperatura del aceite también es importante ya que cuando es demasiado baja, el aceite se filtra en la papa resultando grasosa.

Al freír por primera vez no uses una temperatura tan alta, tampoco demasiado baja para evitar papas empapadas. En la segunda fritura se aumenta la temperatura. Este proceso es para que las papas estén cocidas por dentro y crujientes por fuera.

Calienta el aceite a 325°F y cocina las papas durante 6 a 8 minutos, obtendrán un dorado ligero. Luego transfiéralas a las bandejas o rejillas forradas de papel para absorber la grasa. Luego de este paso puedes optar por dar la segunda fritura o congelarlas para freírlas en un futuro. Así es como sucede con las papas de McDonald’s, los proveedores fríen las papas por dos minutos, luego se congelan y en los restaurantes se terminan de freír.

Si después de la primer fritura quieres cocinar las papas, deja que reposen a temperatura ambiente durante 15 minutos.

Para la segunda fritura deberás calentar el aceite a 375 °F y cocinar las papas entre 2 y 3 minutos hasta que luzcan doradas y crujientes. Escúrrelas y agrega sal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.