Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

La caída económica del gigante mexicano Televisa

Las acciones de Grupo Televisa cayeron casi 9% en la Bolsa Mexicana de Valores la semana pasada; los efectos de su crisis se han sentido en diversos sectores de la empresa

La caída económica del gigante mexicano Televisa

«Televisa se desploma», así fue como algunos medios de comunicación en México informaron de los problemas económicos que atraviesa el gigante de la tv en el país.

El pasado viernes se supo que las acciones de Grupo Televisa cayeron casi 9% en la Bolsa Mexicana de Valores tras informar que no separará sus unidades de negocio.

Además, la empresa reportó una utilidad neta atribuible a accionistas de 56.5 millones de pesos en el cuarto trimestre de 2018, una cifra que representa una caída de 83.6 por ciento respecto del año anterior, cuando ganó 343.3 millones de pesos.

La disminución en las ventas por publicidad en el último trimestre de 2018 (3.7 por ciento menos respecto del mismo periodo de 2017) es uno de los factores que se atribuye a la caída.

Los problemas para la empresa vienen de tiempo atrás. En octubre de 2017, Emilio Azcárraga Jean renunció, en medio de la crisis económica, a la dirección general.

Televisa perdió audiencia, bajaron sus ingresos por venta de contenidos televisivos y aún no ha sabido adaptarse a situaciones como el crecimiento de redes sociales y la televisión vía streaming.

Según información de EFE, en 1997 Televisa comercializaba sus contenidos en 130 países en 23 idiomas. Tan sólo un año antes exportó más de 7.000 horas de programación a EEUU; más de 13.000 a Europa; 25.000 a Asia.

A Centroamérica, Televisa exportó ese año 20.693 horas de programación y 20.243 a Sudamérica.

El panorama ahora es muy distinto para la televisora mexicana. Los efectos de la crisis financiera que atraviesa se han dejado sentir en todos los sectores de la empresa.

A finales de 2016 anunció el recorte de 20 por ciento de su personal, unos tres mil trabajadores. Quienes conservaron su puesto tendrían una disminución en su salario.

Las famosas exclusividades que se pagaban a los actores han ido desapareciendo, lo que ha provocado que sus estrellas busquen acomodarse en televisoras de Estados Unidos.

Aunque las telenovelas siguen siendo el producto estrella de exportación de Televisa, la televisora recurre cada vez más a las coproducciones con otras empresas.

El asunto de los productores fue otro de los que más llamó la atención el año pasado. Aunque han estado detrás de grandes éxitos para la empresa, Luis de Llano, Emilio Larrosa, Mapat, Jorge Ortiz de Pinedo y Rosy Ocampo ya no están más en Televisa. Al parecer, ahora el trabajo es solo por proyecto.

En 2017 la empresa ya había dicho adiós al certamen de Nuestra Belleza México, en donde se elegía a la representante para Miss Universo. Lupita Jones llevó el concurso, en otro tipo de concepto, a Azteca, la competencia de Televisa.

La televisora ya había cancelado otros proyectos como la segunda temporada de La doble vida de Estela Carrillo y la nueva versión de Mirada de Mujer.

Además, en julio del año pasado se supo que Televisa puso a la venta Radiópolis, su segmento de estaciones de radio que representa solo 1% de ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.