Ooops! Magazine

Farándula farándula y mucho más. El magazine para estar al tanto de las celebridades que sigues, todo a tu alcance en un mismo lugar. Grupo Leferas™

Los mejores alimentos para bajar la presión arterial

¿Te han diagnosticado hipertensión y quieres ponerle remedio? No pienses solo en restringirte la sal. Hay un montón de alimentos beneficiosos para tu salud

Te has hecho un chequeo médico anual y te han encontrado una sorpresa desagradable: tienes la presión arterial alta. ¿Y ahora qué? Sabemos que la hipertensión puede causar muchos problemas: desde daños en las arterias o el corazón a lesiones cerebrales, disfunción sexual o dificultad para dormir. Vaya panorama. Entonces ¿qué podemos hacer?

La alimentación, por supuesto, es fundamental, como en otros aspectos de la vida. Generalmente, cuando relaciones hipertensión con platos a cocinar, solemos pensar inmediatamente en limitar el consumo de sal. La dieta DASH, explica el cardiólogo Marwah Abdalla en ‘Prevention’, es ideal para estos casos, pues es rica en alimentos que contienen un alto nivel de sodio, potasio, proteína o fibra. ¿Cuáles son los platos recomendables?

Fruta. Y en concreto…

Ya sabemos todos los beneficios de tomar una dieta alta en verdura y fruta. En concreto, los plátanos son muy ricos en potasio (ay, qué bien vienen para los calambres musculares). También son altos en fibra, y combinan fenomenal si te apetece, por ejemplo, hacer un batido, pues aportan dulzor a la combinación.

Los arándanos, de igual manera, son una idea estupenda para tu ingesta diaria de fruta. Están llenos de óxido nítrico, un gas que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo, disminuyendo así la presión arterial. El kiwi y los melocotones también son una buena idea. ¿A qué esperas?

Ajo

Según el Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), el compuesto de alicina en el ajo puede ayudar a reducir la presión arterial. La alicina se libera cuando el alimento se cocina o se tritura. Sin embargo, los médicos no recomiendan el uso de suplementos, ya que según una investigación, su función en este caso es limitada y no funcionan de igual forma.

Salmón

Qué rico está. ¡Y cuántas combinaciones permite este pescado! Los pescados grasos como el salmón y la caballa son ricos en ácidos grasos omega-3, que reducen la inflamación y pueden ayudar a disminuir la presión arterial.

También son una gran fuente de vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, a proteger contra la depresión y a regular la presión arterial. Vamos, que son todo ventajas. Desde la soja, la pimienta o las hierbas, o incluso con miel y quinoa (la cual, por cierto, también viene de fábula para la presión arterial), permite muchísimos platos que harán que te chupes los dedos, literalmente.

Aguacate

Llegó hace un tiempo a nuestras cocinas para quedarse. Es una gran fuente de calcio, magnesio y contiene aproximadamente 975 miligramos de potasio. Lo puedes tomar en ensalada, con tomate y rúcula, o incluso en tostada.

Brócoli

Los estudios han demostrado que las dietas ricas en verduras crucíferas (como esta) han conducido a niveles más bajos de enfermedades cardíacas y podrían estar relacionados con una mayor longevidad. Para obtener la mayor cantidad de nutrientes hay un truco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.